cuántas veces se ha entrado en este blog???

lunes, 5 de agosto de 2013

Decimoséptimo capii, 1/3:

En los días siguientes, Marcos y Carlos trabaron amistad hasta un punto fanático, y Gon y Lucas (Outu nos metió a todos en la misma clase) hicieron piña para vacilarles. Mientras tanto, y contra todo pronóstico, la más madura del Bando comenzó a sentir algo por quien menos lo esperábamos.
El siguiente lunes trascendente...
Nuria y yo estábamos tan hartas del despertador que cambiábamos la canción a diario. Aquel día, en concreto, la canción Plage (De Crystal Fighters) nos taladró la cabeza a las 7 en punto.
- Quiero vacaciones ya. ¿Cuánto queda para Navidad?
- Mes y medio o así, ¿Yo qué sé, Nun?
Desayunamos con parsimonia, nos vestimos con parsimonia, nos peinamos y arreglamos con parsimonia y salimos de casa a todo correr porque llevábamos el tiempo justo para encontrarnos con los chicos.
- Hooooolo - nos saludó Lucas, balanceándose sobre las puntas de los pies cuando abrió la puerta del ascensor y nos encontró dentro. Marcos saludó con un bostezo sonriente, y yo le devolví la sonrisa.
Al llegar a la entrada del colegio nos reunimos con el resto del grupo y nos dirigimos a las 6 soporíferas horas de clase que nos esperaban.
Todo normal hasta cuando la campana anunció el final de la jornada. Entre el revuelo de alumnos con sus mochilas y grupitos de amigos reuniéndose, un sobre aterrizó limpiamente sobre mi pupitre.
- Un sobre rojo con un lacre negro en forma de rosa. Si no es de Ella me como a mi Chansey guardián - indicó Sandra. Lo abrí y leí en voz alta la tarjeta roja sobre la que relucía un brillante mensaje en tinta negra:
- Sólo queda un portador sin bando. Esta noche a medianoche en punto, decidiremos con quién se va. Si no estáis en la torre más alta de la ciudad a esa hora, todos vuestros familiares sufrirán las consecuencias.
- ...¿PERO DE QUÉ VA? NI QUE EL PORTADOR ESE FUERA UN TROFEO - se quejó Nuria cuando salimos al pasillo.
- Bueno, todo depende del propio portador...
- ¡¡¡MARCOOOOOOOS, LUQUITAAAAAAS!!! - Interrumpió una chica demasiado efusiva, que se subió a los brazos de Marcos (De MI Marcos) y le empezó a dar besos por toda la cara ( A MI Marcos, HABRASE VISTO)
- ¡SELENA, ERES TÚ! - Marcos la tiró al suelo y empezó a hacerle cosquillas. Yo me estaba empezando a cabrear.
- Se parecen a cuando nos vimos tu y yo el año pasado después de Navidad, ¿No? - suspiró Gonzalo, pasándome un brazo por los hombros - ¡Qué tiempos!
Juro que en ese momento le habría plantado a Gonzalo un beso en los labios solo para quedarme a gusto conmigo misma.
- ¡Eh! ¿Qué es esto? - exclamó Selena, que ya estaba de pie y sostenía el reloj de Tiempo.
- ¡NO LO TOQUES, ES MÍO! - Marcos se abalanzó sobre ella, que lo esquivó.
- ¿Y si lo pongo a deshora qué pasa? - Todos en el bando sabíamos que si le daba tres cuartos de vuelta, se convertiría en Tiempo; y nosotros, en chicos en apuros.
- Sólo un par de vuelteci... ¡TOMP!
- UPS, PERDÓN - Carlos había materializado una pelota de petanca y se la había tirado a la cabeza, noqueándola - No te había visto ahí.
- ¡¡¡EH!!! ¿¿¿CÓMO HAS HECHO ESO??? ESA PELOTA NO ESTABA AHÍ ANTES.
- Emm, Gon, danos un momento... ¡¡¡PIÑA!!! - Ordené -. ¿Se lo contamos? Ahora ya lo ha visto, no hay otra...
- ¿Pero y si se lo cuenta a alguien? No es de confianza - objetó Marcos.
- ¡¡SÍ LO ES!! - contraatacamos Lucas y yo al unísono.
- ¿De qué conoceis a esa niña del cuello medio roto? - inquirió Chim.
- ¿Le parto el cuello a Gonzalo también? - preguntó Charlie por su lado, con una cara de ilusión poco normal en alguien que habla de noquear.
- HAZLO - Chim lo aprobaba.
- ¿Qué demonios? Marcos, dame tu reloj - Primeras palabras de Sandra en toda la aventura del pasillo, ya desierto -. Teresa, aprovecha cuando Gonzalo habla de vuestros viejos tiempos para ponerle celoso - señaló con la cabeza al ricitos del día -. Si incluyes la palabra desnudar o desvirgar, mejor. ¡FAST FORWARD REVERSE!
- ¡¡¡MARCOOOOOOOS, LUQUITAAAAAAS!!! - Interrumpió Selena otra vez, subiéndose a los brazos de Marcos (De MI Marcos, repito) y babándole la cara OTRA VEZ.
- ¡SELENA, ERES TÚ! - ¿Yo era la única que sabía que eso habia pasado antes?
- Se parecen a cuando nos vimos tu y yo el año pasado después de Navidad, ¿No? - suspiró Gonzalo, pasándome un brazo por los hombros - ¡Qué tiempos!
- Sí, la diferencia es que yo estaba tan eufórica que poco más y te desnudo ^^ - repliqué. Ahí lo entendí.
- ¿¿DESNUDAR?? ¿¿CÓMO QUE DESNUDAR?? - Marcos se levantó como un resorte y fulminó a Gon con la mirada.
- Sí, es cierto, me llenaste de besos. TRES DUCHAS, tuve que darme TRES para quitarme el olor a ti...
- Bueno, pues deberías darte otra ducha con estropajo de alambre, a ver si te quitas la cara, ya de paso - Sandra era un genio: Si Marcos ya era Tiempo, Selena no encontraría el reloj -. Y si tanto quieres no tener su olor, creo que no deberías acercarte tanto a ella - Terminó, apartando el brazo que Gonzalo me había puesto sobre los hombros.
- Eh, Marcos, sigo aquí... - Canturreó Selena.
- Sí, bueno, seguimos muchos aquí y se está haciendo tarde, así que los de la calle Lope de Vega, número 28, nos vamos.
Volvimos a casa, Tiempo con un brazo rodeando mi espalda, y en cuanto pude, le pulsé la nariz.
- ¿Pero eso a qué ha venido? - Exclamé, apartándome de su abrazo.
- No soy tonto, y soy el Portador original del Tiempo, así que sí me acordaba de lo de Carlos y la pelota de petanca. Ni siquiera estaba transformado cuando dije eso, pero evité que me quitara el reloj... - sonrió, algo complacido.
- ¡Pues has montado un numerito digno de salir en telecinco! - Igualito que la prensa amarilla, recordé.
- Ya, bueno... - Una sombra de nerviosismo atravesó sus pupilas momentáneamente, y luego se puso serio - ¡Eh! ¿Y eso de que le intentaste desnudar es cierto?
- ¡Qué va! Bueno, igual sí, pero...
- ¿Pero, qué? - El ascensor se había parado, Lucas y Nuria estaban hartos de vernos discutir (Y habían pasado a jugar a darse rodillazos en el muslo, razón por la que estaban para el arrastre) y Marcos tampoco parecía muy dispuesto a ello, así que concluyó - Ya lo hablaremos.
Justo después de comer, Nun y yo cogimos la tablet blanca de MagiCo. que Outu nos había asignado, y nos conectamos al grupo de GuardsApp donde estabamos inscritos todos los miembros del bando del Mundo: por allí decidimos cancelar todos los entrenamientos deportivos de cada uno para poder entrenarnos todos juntos durante la tarde, necesitaríamos clase doble, de lucha y magia, para estar listos a medianoche...
***********
Ojocuida'o, he puesto 1/3 porque va para largo el capitulo, estais avisadas... ¡AL FINAL DEL PRÓXIMO, VIENE LO GUAY! [Te lo prometo, Nunii]
Ja ne~!